¡Me he mudado! Redirigiendo...

Si no se te redirige automágicamente, por favor pulsa aquí.

23 enero 2006

Polaroid de locura ordinaria (I)

Como era de esperar (el que avisa no es traidor), han pasado bastantes días desde la última vez que escribí. Tengo por ahí un post a medio moldear que tal vez acabe, pero el hecho es que, por uno u otro motivo, hace diez días que no me pongo. De todas formas ---y como nunca es tarde si la *icha es buena--- voy a volver hoy al vicio, a ver si recupero la constancia.

Supongo que lo que se estila aquí es escribir sobre uno mismo, así que voy a llevar a cabo una reflexión íntima sobre el estado general del mundo: está (estamos, yo el primero con cierta diferencia) como una cabra. Este fin de semana he tenido la diáfana impresión de que como el futuro del Universo dependa de gente como yo (y como alguno de los que me rodea), nos vamos todos al garete. Lean, lean:

Todo empezó el pasado Viernes. Como hacía algo más de dos semanas que no veía a mis padres, y de todas formas tampoco iba a hacer nada muy útil porque el Jueves me acosté bastante tarde terminando una cosilla, decidí que iba a coger el tren de las dos (todo esto a la una y veinte pasadas y acostado) por aquello de compartir la comida con mis progenitores. Total, que hago la maleta (que pesaba como un muerto la jodía) y me voy zumbando a coger el tren. Lo pillo relativamente por los pelos, me siento y aviso a mi madre por si tenía que poner a hervir los garbanzos. Hasta aquí todo muy normal.

Medio adormilado por el poco sueño, paso mal que bien la hora escasa de viaje que me separa de Jerez de la Frontera. Al llegar a mi city natal, me bajo del tren y abandono la estación para ir a encontrarme con mi padre. Iba yo bajando la cuesta de la estación con paso alegre, me sentía bien, libre, liviano...

...Y tan liviano. Como que, capullo de mí, me había dejado la maleta en el tren.

Dejo un párrafo para que, una vez descojonados a mi costa y gloria, os recompongais y os sequéis las lágrimas que se os hayan podido saltar. ¿Listos? Pues sigamos adelante, que queda más.

Total, que vuelvo a la estación y me dirijo a atención al cliente, donde me atiende un señor muy amable. De la conversación con él extraigo que la organización de la RENFE deja bastante que desear (más sobre este extremo inmediatamente) y que, por suerte o por desgracia, no soy el único (ni el peor) al que le pasan cosas de este estilo. Le cuento mis penas, identifico la maleta (que tampoco era como para perderla precisamente), y se dispone a llamar a los interventores del tren.

Lo de la organización de la RENFE viene ahora:

LA SUITE DE LA MALETA. Breve entremés de teatro. (Jerez de la Frontera, un Viernes cualquiera a las tres y media de la tarde. Es la sección de Atención al Cliente de una estación de RENFE. Hay un mostrador con dos sillas de cara al público. El incorregible DESPISTADO, con rostro de preocupación, está sentado en una de ellas. El amable EMPLEADO de la estación le escucha con atención y no parece concederle al problema la importancia que para el DESPISTADO sin duda tiene. Conforme sube el telón, el DESPISTADO está conversando con el EMPLEADO).

DESPISTADO
. - ... y es una maleta verde, muy grande. Me la he dejado en la última composición del tren, no estoy del todo seguro si en el vagón de cola o en el del medio...
EMPLEADO. - ¿Tiene dos composiciones el tren?
DESPISTADO. - Sí, tiene dos y yo iba en la segunda.
EMPLEADO. - Bueno, vamos a ver. Voy a mirar el número del tren, por si acaso. (Revuelve unos papeles) El 3010... Un momentito. (Marca un número de teléfono). Voy a llamar para que me den los números de los interventores que van en el tren. (Pasa un cierto tiempo). Vaya, no me lo coge nadie. (Verifica el número y vuelve a marcar. Pasa de nuevo un tiempo). Joder, esto es como para una emergencia. (Dirigiéndose al DESPISTADO) Es que los números de los interventores no los tenemos, y además me tienen que decir quiénes son los que van en el tren. (Con una cierta irritación lo intenta por tercera vez; en esta ocasión sí le cogen el teléfono). Hola, soy el EMPLEADO de Atención al Cliente Jerez, es que tenemos aquí un cliente que se ha dejado en el tren la maleta (con naturalidad). Necesito que me des los teléfonos de los interventores que van en el tren Andalucía Exprés Sevilla-Cádiz de las dos, el 3010. (Tras una breve pausa, apunta dos nombres y dos teléfonos en una hoja)... Vale, muchas gracias. (Dirigiéndose de nuevo al DESPISTADO) A ver si podemos hablar con los compañeros que están en el tren para que localicen la maleta.
DESPISTADO. - A ver si hay suerte. ¿Qué cree que harán con ella?
EMPLEADO. - (Marcando el primer número) Supongo que te la dejarán en Atención al Cliente. Vaya, me dice que el móvil está apagado. (Lo intenta de nuevo sin éxito) Qué va, no hay manera. A ver si puedo hablar con el otro, lo que pasa es que él estará en la primera composición y no puede pasar de una a otra. (Marca otro número) Hola, soy Atención al Cliente Jerez, tengo aquí un cliente que se ha dejado una maleta en el Andalucía Exprés Sevilla-Cádiz. (Pausa y cara de extrañeza) ¿Ah, sí? Disculpa, es que he llamado a la centralita y me han dado este número. Perdona, hombre. (Cuelga).
DESPISTADO
. - ¿Y?
EMPLEADO. - Pues que la niña de la centralita me ha dado el teléfono de uno que va en el TRD de Málaga. (Comprueba de nuevo el número del tren) Vamos, yo estoy casi seguro de que le he dicho bien el número del tren, pero voy a mirarlo otra vez...
DESPISTADO. - (Comprobando su billete) Yo tengo aquí anotado el 3010.
EMPLEADO. - Sí, si es ese. (Vuelve a marcar) Hola, soy Atención al Cliente Jerez, antes te pedí el número de los interventores del tren 3010, Andalucía Exprés Sevilla-Cádiz, y de los que me has dado uno no está encendido y el otro va para Málaga. Sí, el 3010. (Apunta otros dos nombres y números). Vale, gracias. No pasa nada. (Cuelga y se dirige al DESPISTADO) Es que se había equivocado la primera vez. (Marca y pone rostro de incredulidad) No me lo puedo creer...
DESPISTADO. - ¿Qué pasa?
EMPLEADO. - Pues que el interventor de la segunda composición tiene el móvil apagado. Esto es la leche. (Vuelve a marcar por enésima vez, visiblemente molesto) A ver si con INTERVENTOR 4, que es colega mío... ¿Sí? Hola, soy Atención al Cliente Jerez, ¿vas en el 3010? Vale, es que tengo aquí un cliente que se ha dejado la maleta...
No miento si digo que todo este kafkiano proceso duró como media hora o más. Vamos, que menos mal que el tren iba para Cádiz y no para Irún, que si no igual me dejan la maleta en Castilla la Vieja. Al final hablamos ambos con el interventor "bis", que quedó en ponerse en contacto con su compañero del vagón de atrás y avisar; lógicamente, esto no pasó hasta que el tren había llegado a Cádiz y todo el mundo (menos un servidor) se había ido ya a comer a casa.

La cosa quedó en que me dejaron la maleta en Cádiz una vez llegó el tren, y allá que me fui a recogerla a las taurinas cinco de la tarde. Y en el fondo tuve suerte, primero porque la recuperé sana y salva (todo lo sana que puede ser una maleta llena con 20 kilos de ropa sucia, claro). Y segundo porque por un pelo me dio tiempo de coger el Cercanías que salía de Cádiz a las 18.05 habiendo llegado a las 18.03, a pesar de que el pobre hombre de Atención al Cliente pasó un mal rato para traerme la maleta de dónde la tenía guardada del peso que tenía (la maleta, no el hombre; de hecho, conforme bufaba arrastrándola hacia mí, él me decía "¿Pero cómo te la has podido olvidar?"). Total, los tres cuartos de hora que estuve en Atención al Cliente Jerez con el EMPLEADO, así como las dos horas de la ida y vuelta en Cercanías a la tasita de plata (que invertí fundamentalmente en mirar al mar con ojos soñadores y hacer sudokus), las apunto como un precio relativamente barato a pagar por esta lección :P

Debo decir que (como es evidente :P) mis capacidades de raciocinio estaban bastante tocadas en el viaje; de hecho, antes de salir del recinto de la estación se me pasó por la cabeza lo de la maleta, pero pensé "qué va, si no la traía" (ciertamente las últimas veces que he ido para Jerez no la llevaba). Tampoco se me ocurrió (hasta que no fue demasiado tarde) avisar a un colega que se bajaba en Puerto Real e iba en el mismo vagón que yo para que me dejase la maleta allí en la estación (que me hubiera ahorrado un buen tramo de tren y algunas carreras). De verdad que era todo por el sueño, no es que hubiera tomado nada raro... aunque ya que tengo los síntomas de todas formas igual debería planteármelo :D

Pero vamos, que mi obnubilación mental transitoria tampoco es excusa; repasando someramente, a lo largo de mi vida he perdido por despistes ---entre otras cosas--- una zapatilla de deporte (una sí y otra no), una camiseta, paraguas varios, la cartera, el móvil, las llaves... Afortunadamente casi todas las recuperé en su momento, pero desde luego que soy un despistado patológico (en mi descargo diré que de cuatro o cinco años para acá me pasa con muchísima menos frecuencia). En fin, el único consuelo que me queda es que una cosa tan espectacular como esta no suele pasarme dos veces, así que supongo que mi equipaje está seguro de cara al probable viaje a USA de este verano... aunque mejor me callo... :)

Como me está quedando un post tela de largo, casi que mejor lo posteo ya. En breve (hoy, mañana, quién sabe) los siguientes capítulos del fin de semana...

8 Comentarios:

Blogger Puriruri said...

despitado??? pos ya somos dos, yo soy de la que se echa las cosas al bolso y luego no se acuerda de que las lleva, y dice cosas a la gente que esta con ella como esta : oye me puedes dar un toque al móvil, es que creo que me lo he dejado atras

El otro día reunida con unos amigos, hablabamos de este tema de dejar las cosas atrás. Mi amigo DaniG es de los que cuando vamos a un bar o algo se saca todo lo que lleva en los bolsillos y lo pone en la mesa, vamos mas de una vez se ha dejado las cosas atrás, llegó a dejarse el móvil encima del coche y montarse en el coche y salir andando. Supongo que te haces una idea de como quedó el pobre móvil con solo tres días de uso. Yo más de una vez, me he puesto a quitarle las cosas de donde las deje y me las guardo, por gastarle una broma, y te puedo asegurar que en ocasiones no se ha dado cuenta hasta que no hemos pasado ya por varios bares distintos.

Pos bueno, hablar de DaniG venía al cuento de que él habló de un cacharrito que había visto por internet. Son dos piezas una de ellas como un boli y la otra como un llavero, pues bien resulta que si las dos piezas se separan mas de dos metros pitan o se iluminan o algo asi. Mi problema es que tendría que llevar un macro bolso para la cantidad de llaveros atados a mis cosas que tendría que llevar, y vamos, los bolsillos llenos de pseudobolis de esos.

No eres el único despistado de este mundo ni muchisimo menos.

;)

19:32  
Blogger DarthIA said...

Nada como sacarse un móvil de la manga :D

Por cierto... desde cuando eres tan despistado, CP? :P Espero que no te pase lo mismo cuando vayas a USA... aunque en ese caso más bien son otros los que pueden perderte la maleta.

Has dado de pleno con el párrafo ese de:
"Dejo un párrafo para que, una vez descojonados a mi costa y gloria, os recompongais y os sequéis las lágrimas que se os hayan podido saltar."
...porque es que he soltado un pffffff en la oficina en cuanto he leido lo anterior jajajajaj

Espero ansioso la segunda parte... porque si es igual que ésta seguro que tenemos diversión asegurada ;)

19:49  
Blogger CP said...

@puriruri: Afortunadamente aún no he llegado al nivel de DaniG, aunque no perdamos la esperanza que todo se andará :P Por ejemplo, lo del móvil en el coche no me ha pasado nunca, sobre todo porque no tengo coche :P Yo llevaba todo en los bolsillos (y estaba siempre pendiente de llevarlo todo) hasta que mi novia, muy oportuna, me regaló un bolsito de estos de la bandolera que llevo permanentemente encima (dice mi madre que soy como Marco xD). Ahora el problema es otro, y es que cuando suenan los móviles hay veces que soy incapaz de encontrarlos dentro del bolso porque se meten en recovecos extraños. Si tengo esos problemas con cuatro o cinco cosas que llevo, realmente debe ser duro ser mujer y tener que encontrar un móvil (cada vez más diminuto) en un bolso (cada vez más grandes) ;)

Por cierto, muchas gracias por la solidaridad en el despiste :), aunque la verdad es que el hecho de no ser el único no me consolaba mucho mientras corría hacia Atención al Cliente. :D

Ah, y se agradece la visita :)

@DarthIA: lo del despiste es mío de mí desde shiquitito, lo que pasa es que (por fortuna) es un rasgo de personalidad que he corregido enormemente. Para cuando tú me conociste ya estaba relativamente normal. De todas formas, como ves de vez en cuando me dan ataques de regresión infantil y vuelvo al "esnortamiento" con toda su gloria.

La segunda parte no será tan divertida (para vosotros :P), aunque incluye un encuentro con un personaje tela de friki (la típica cosa surrealista que sólo ocurre en el principio de una historia corta... o me pasan a mí :P). Después de la experiencia del viernes, limité las salidas de mi casa, no me fuera a olvidar la cabeza o algo :D

Abrazos a los dos! :) (Y voy a ver si os mando la canción que os dije ayer, ya que estoy).

20:12  
Blogger drevilpontxo said...

jajajajajjaja lo siento pero no se si es pq últimamente no me rio mucho, pero me he tirao un rato riendo solo con esta puesta en escena q has hecho jjajaajajajaja parece tricicle hablado ;-p todavía tras leerlo me rio solo.
Bueno me repongo y te digo q no eres el único despistado pues a mi me pasan ciertas cosas ....(no apagar el termo, coger sulfúrico concentrado 5 Molar sin guantes y en un vaso de precipitados q literalmente quema el papel de lo caliente q se pone el vaso, las llaves, el movil,...)y otras q a veces hasta me dan verguenza (cuidado donde guardais los preservativos nenes,...), pero yo pienso q aún hay una persona q tiene un record, cosa q no olvidaré jamas en mi vida (nunca, os lo aseguro!!, es crema!!), algo q ocurrió un dia q saliamos del instituto, lo cuento aquí mismo (seguro q por lo menos os saca una sonrisa jajaja yo me meo jajaja):
Expediente X Nº 101
Jerez de la Fra. Instituto Almunia.14:30 pm aprox, día luminoso, no recuerdo de q mes pero hacia algo de calor ya (pongamos primavera).
Me disponía a volver a casa tras el dia de instituto en la clase de 1º de Bachillerato (clase mítica, algún día hablaré de ella) y les dije a mis compis de clase, cp y Darthia (este último compi de pupitre), q mi padre venía a recogerme y q les acercaba a sus casas. En esto q, mientras avanzamos por la carretera vemos a un solitario compañero de clase, el gran Fernando (Maestro del Despiste, ya hablaré tb de el), y se nos ocurre decirle a gritos q se montara q lo llevábamos (además vivía muy muy cerca mía), tras numerosos intentos por parte de todos a grito pelao, deniega nuestra invitación y sigue su marcha solitaria....q le vamos a hacer?..
Ese mismo día por la tarde, habiamos quedado en el instituto para actividades extraescolares (lease jugar a magic jejeje), bien pues bueno, cuando llego me cuentan q Fernando había venido y se había ido de repente,..cosa extraña, pero se había ido en moto y había venido andando.....más extraña aún!!!
Ahora os cuento lo q me dijo Fernando el día después en respuesta a mi pregunta de "q te pasó ayer?":
"quillo q me levante y cogi la moto para ir al instituto, tras terminar las clases no encontraba las llaves, así q pensé q había venido andando y cuando llegue a mi casa y no vi la moto, pensé....ostia!!! q esta mañana he ido en moto!!!, y por la tarde volví andando al instituto y la recogí" O_o
jajajaja, las llaves no se donde las puso, pero más de una vez se las dejó en mi casa o dentro de la moto, lo juro. Fernando, un crac!!
PD: upss lo siento, ma zalio un post mu largo!!... pero es q tenía q contarlo. equis de de de de de
saludos

21:33  
Blogger drevilpontxo said...

Prometo q cuando pase esta semana loca posteo algo en mi blog.

Hasta pronto, besos de mis partes ;-P

21:38  
Blogger CP said...

xDDDDDDDDDDDDDDD, el histórico Fernando. Qué bueno era eso del bachillerato, cuando los hombres eran jóvenes, las mujeres hermosas, y las anécdotas frikis (¿cuántas veces habré yo recordado a aquel inigualable nota que esnifó una raya de tiza y por poco se ahoga?) estaban a la orden del día. drevil, mucho ánimo para tus exámenes y te tomo la palabra con lo del blog! :)

02:26  
Blogger CP said...

Ah, y por cierto, drevil: no sé dónde guardas los preservativos, pero espero que no sea en el tarro del sulfúrico 5 M, que en la oscuridad del dormitorio uno a veces se confunde y luego se tiene que reir XD

02:27  
Blogger DarthIA said...

ay... dolor... no juguéis con esas cosas.

xDDDDDDDDDDDDDDDDD Fernando is the best... que buenos tiempos, eh chicos? Hoy precisamente he estado comentando en la sobremesa sobre los primeros años de facultad... ¿tiempos pasados fueron mejores?

No soy de los que piensa demasiado en el pasado, soy más bien futurista :P pero un poco de añoranza no le hace mal a nadie (se nota que vamos envejeciendo :(

drevil... te va tocando post ;)

17:43  

Publicar un comentario

Enlaces:

Crear un enlace

<< Inicio